Tiempos verbales infinitivos en alemán: dominar la forma base del verbo


¿Cómo deben determinar los verbos en infinitivo?

En alemán, los verbos en infinitivo se utilizan para expresar la forma base de un verbo, es decir, sin conjugación para indicar el sujeto o el tiempo verbal. Los infinitivos son extremadamente importantes en el idioma alemán, ya que se utilizan en una variedad de contextos, como la formación de tiempos verbales compuestos, la construcción de oraciones subordinadas y la expresión de deseos o intenciones. Para determinar los verbos en infinitivo, se deben tener en cuenta algunas reglas gramaticales.

1. Eliminación de la terminación -en

La mayoría de los verbos en alemán tienen una terminación “-en” en su forma base. Para determinar el infinitivo de un verbo, simplemente se debe eliminar esta terminación. Por ejemplo:

– Haben (tener) -> Infinitivo: Hab
– Trinken (beber) -> Infinitivo: Trink
– Arbeiten (trabajar) -> Infinitivo: Arbeit

2. Cambio de la vocal raíz

Algunos verbos en alemán experimentan un cambio en la vocal raíz al formar su infinitivo. Estos cambios son bastante regulares y siguen patrones predecibles. Por ejemplo:

– Geben (dar) -> Infinitivo: Geben
– Lesen (leer) -> Infinitivo: Lesen
– Schlafen (dormir) -> Infinitivo: Schlafen

3. Verbos con cambios irregulares

Sin embargo, también hay verbos en alemán que tienen cambios irregulares en su forma infinitiva. Estos cambios deben ser aprendidos de memoria. Algunos ejemplos de verbos con cambios irregulares son:

– Sein (ser/estar) -> Infinitivo: Sein
– Gehen (ir) -> Infinitivo: Gehen
– Tun (hacer) -> Infinitivo: Tun

¿Cómo se hace el infinitivo en alemán?

En alemán, el infinitivo se forma utilizando la raíz del verbo y agregando la terminación “-en” en la mayoría de los casos. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, algunos verbos experimentan cambios en la vocal raíz o tienen formas infinitivas irregulares.

Es importante tener en cuenta que en alemán, los infinitivos no se conjugan para indicar el sujeto o el tiempo verbal. Esto significa que el infinitivo se mantendrá igual independientemente de si el sujeto es singular o plural, o si el tiempo verbal es pasado, presente o futuro. Por ejemplo:

– Ich möchte essen gehen. (Quiero ir a comer.)
– Wir müssen arbeiten. (Tenemos que trabajar.)
– Sie hat das Buch lesen müssen. (Ella ha tenido que leer el libro.)

¿Cuáles son los tiempos verbales más usados en alemán?

En alemán, hay varios tiempos verbales que se utilizan con frecuencia para expresar diferentes acciones y eventos en el pasado, presente y futuro. Algunos de los tiempos verbales más utilizados son:

1. Präsens (presente)

El tiempo presente se utiliza para expresar acciones que ocurren en el momento actual o que son habituales. Se forma utilizando el infinitivo del verbo y añadiendo las terminaciones correspondientes para cada pronombre personal. Por ejemplo:

– Ich gehe zur Schule. (Voy a la escuela.)
– Du spielst Fußball. (Juegas al fútbol.)
– Er liest ein Buch. (Él está leyendo un libro.)

2. Präteritum (pretérito)

El tiempo pretérito se utiliza para expresar acciones o eventos que ocurrieron en el pasado. A diferencia del español, en alemán se utiliza principalmente en la escritura y en el lenguaje formal. Se forma agregando las terminaciones correspondientes al radical del verbo. Por ejemplo:

– Ich ging zum Supermarkt. (Fui al supermercado.)
– Du spieltest Klavier. (Tocaste el piano.)
– Er las ein Buch. (Él leyó un libro.)

3. Futur I (futuro I)

El futuro I se utiliza para expresar acciones o eventos que ocurrirán en el futuro. Se forma utilizando el verbo auxiliar “werden” (convertirse) seguido del infinitivo del verbo principal. Por ejemplo:

– Ich werde morgen einkaufen gehen. (Voy a ir de compras mañana.)
– Du wirst bald Geburtstag haben. (Pronto tendrás cumpleaños.)
– Er wird nächste Woche nach Paris fliegen. (Él va a volar a París la próxima semana.)

¿Qué verbos no llevan “Zu”?

En alemán, la mayoría de los verbos en infinitivo se combinan con la preposición “zu” cuando se utilizan en ciertas construcciones gramaticales. Sin embargo, hay algunos verbos que no requieren el uso de “zu”. Algunos de estos verbos incluyen:

– Lassen (dejar)
– Sehen (ver)
– Hören (oír)
– Fühlen (sentir)
– Helfen (ayudar)

Estos verbos se utilizan sin “zu” cuando se utilizan como infinitivos en oraciones subordinadas o después de ciertos verbos modales como “können” (poder) o “müssen” (tener que). Por ejemplo:

– Ich höre dich singen. (Te escucho cantar.)
– Er lässt mich gehen. (Me deja ir.)
– Sie kann ihn sehen. (Ella puede verlo.)

Es importante aprender los verbos que no requieren “zu” para utilizarlos correctamente en las construcciones adecuadas.